miércoles, enero 24, 2007

Tio Oscar vuelve a la carga...

(Ya, ya se: tengo pendiente desde primero de año post sobre Hollywoodland, Maria Antonieta, El Prestigio y hasta Apocalypto, pero todo se andará... vivan los buenos propósitos de escribir más y más a menudo este año, pero por algún sitio hay que empezar y la actualidad manda)

Después del buen sabor de boca que nos dejó la cosecha de nominaciones del pasado año - ¿alguien recuerda otra edición donde al menos cuatro de las cinco nominadas a la Mejor Película verdaderamente estaban entre lo mejorcito del curso? – la Academia lo tenía complicado para estar a la altura. Y sin embargo ese colectivo se ha sacado de la chistera una mezcla jugosa que nos ha deparado alguna que otra sorpresa y en la que, mal que le pese a la estupenda Babel, puede pasar cualquier cosa. Decálogo de pensamientos que me pasan por la cabeza en una primera lectura a vuelapluma de los nominados:

1. A POR ELLOS, OÉ, A POR ELLOS, OÉ... vale, Volver se quedó sin más nominaciones que la en mi opinión más que merecida de Pe a la Mejor Actriz, que por mucho que se diera por segura no deja de ser todo un puntazo - ¡Que guay, ya tenemos la parejita con la nominación de Bardem por antes que Anochezca de hace unos años, como mola! – y que además nos podemos tomar de una forma más que relajada porque aparte de Judi Dench, Kate Winslet y Meryl Streep (¡Casi ná!) hasta el último mono sabe que el Oscar va a ser para Helen Mirren, pero lo que es acojonante es que se hayan metido dos cortos españoles, dos en el quinteto de finalistas. Fresnadillo y Vigalondo abrieron el camino y por ahí se nos han colado Javier fesser y la divertida Binta y la Gran idea y el estupendo corto de Borja Cobeaga ‘Éramos pocos’ – por cierto, los yankis no pillarán el chiste ya que no creo que haya traducción para el dicho ‘...y parió la abuela’ – al que le deseo la mejor de las suertes. Ninguno de los dos cortos están nominados al Goya de este año, como ya pasara con Vigalondo y sus ‘7:35 de la mañana’. Si es que somos de lo que no hay. De El Laberinto del Fauno os hablo en capítulo aparte, que bien lo merece



2. OSCAR FASCINADO EN EL LABERINTO. El amiguete cuya foto decora este blog debe estar pegando botes de contento: seis nominaciones con una película de género como ésta, personal donde las haya, es para el que escribe estas líneas el mayor motivo de alegría que le han deparado las nominaciones. Guión Original, Fotografía, BSO (toma ya: un turolense sucediendo a Alberto Iglesias), Dirección Artística y Maquillaje acompañan a la cantada nominación a Mejor Película de Habla No Inglesa por Mexico que por supuesto también podemos considerar nuestra. Si a eso le sumamos la fantástica carrera comercial que la peli está teniendo en los USA – 10 millones de $ en cuatro semanas y 7ª en el Top Ten al escribir estas líneas – y la buena acogida crítica, queda bastante claro que la estupenda El Laberinto del Fauno es, antes incluso de comenzar la gala, una de las ganadoras morales de estos Oscars. Se lo merece, que cojones, por tener la valentía de ser fiel a si mismo, hacer el cine que más le apetece y conquistarnos a todos con su peculiar universo creativo.

3. Y LA MEJOR PELI ES... Babel parece partir con cierta ventaja frente a sus competidoras y llevarse el siempre molesto título de favorita. Pero que se ande con ojo, que también era favorita Brokeback Mountain el año pasado y ya ven... la tapada de este año es la magnífica indie Pequeña Miss Sunshine que con sus merecidísimas cuatro nominaciones y las simpatías de casi todos – menos los que nos soporten la corrosiva incorrección política de su propuesta – es algo así como la Sideways (Entre Copas) de esta edición. A falta de ver que ha hecho el tío Clint con la esperada Cartas desde Iwo Jima, servidor opina que The Departed y The Queen van un par de cuerpos por detrás de las dos primeras...

4. SCORSESE ¿A LA SÉPTIMA? A estas alturas parece una cuestión de honor que tras ninguneársele la estatuilla por Toro Salvaje, La Última Tentación de Cristo, Goodfellas, La Edad de la Inocencia, Gangs of New York y El Aviador, la Academia conceda de una puñetera vez el Oscar a uno de los mejores directores de la historia. Claro que lo mismo se decía con El Aviador y llegó Clint Eastwood y se lo birló tan limpia como merecidamente por M$B (¿tendremos una nueva reedición de lo que le pasó a Annette bening con Hillary Swank por dos veces?) y además hay un problemita: por muy bien dirigida que esté The Departed (que lo está) todos sabemos que no es uno de los mejores trabajos del italoamericano. Más allá de Clint ahí están Iñarritu o incluso Paul Greengrass, cuyo trabajo en la olvidada United 93 si se ha visto reconocido al menos con esta nominación. Frears no creo que cuente mucho

5. ELLOS. Forest Whitaker parece a estas alturas el equivalente de Helen Mirren: tiene todas las papeletas para ganar el oscar por su encarnación de Idi Amin en The Last King of Scotland, y ni siquiera el elemento nostálgico que supone el regreso de Peter O’ Toole en Venus (por cierto, no se lo pierdan cuando se estrene: está inmenso) parece poder hacerle sombra alguna. Es curioso que Leo esté nominado por Diamond Blood teniendo en cuenta lo bien que está en The Departed y me da a mi que ni Ryan Gosling por Half Moon (¿mande?) ni Will Smith por la llorona The Pursuit of Happyness (no la he visto, pero solo con el trailer ya me la temo) tienen muchas opciones. A mi la categoría que me priva es la de actor secundario donde se mezclan churras con merinas y hasta Eddie Murphy tiene sitio junto al contundente Djimon Hounsou - Por cierto, que cantidad de actores negros este año ¿verdad? – y ahí me quedo con el gusto de la nominación de Mark Wahlberg, que para mi es lo mejor interpretativamente hablando de The Departed y con un premio que me encantaría que dieran: el de Alan Arkin por ese cojonudo abuelo destroyer de Little Miss Sunshine.

6. ELLAS. Dejando el previsible arrase de Helen Mirren aparte, es rarito que haya dos actrices por la misma peli en la misma categoría de Actriz de Reparto, Adriana Barraza y Rinko Kikuchi por Babel. Entre estas dos servidor se queda con la japo sin dudarlo, pero es que además está la niña Abigail Breslin, Little Miss Sunshine in person, que como dice Boyero es para llevársela a casa de lo fantástica que está en esa peli (Y eso que ya prometía lo suyo ¿alguien se acuerda de lo bien que estaba en Señales como la hija pequeña de Mel Gibson?). De Cate Blanchett y Jennifer Hudson no opino que aun no las he visto en Notes on a Scandal y Dreamgirls respectivamente.

7. NOT IN ENGLISH. Por primera vez desde que tengo memoria se da la circunstancia de que un servidor se ha visto las cinco pelis nominadas a la Mejor película de habla no inglesa antes de la ceremonia. Y no entiendo la razón de que Volver se quede fuera pues ni Después de la Boda ni Indigènes ni mucho menos Agua me parecen mejores filmes que el de Almodovar. El Laberinto y sobre todo la magnífica La Vida de los Otros si. Esta categoría tiene algo de cachondeo: Indigènes es una producción francesa que representa a Argelia, Agua es una película ambientada en la India y dirigida por Deepa Mehta que representa a Canadá y, claro está, El Laberinto del Fauno es una producción mayoritariamente española que representa a Mexico. En fin. Ojalá el amiguete se imponga a la peli alemana, que no lo tiene fácil: leeros esta crónica de la peli La Vida de los Otros de mi paso por el festival de Sevilla del año pasado y entenderéis por qué lo digo.

8. MUSIC IS ON THE AIR Por contra, ésta es una de las ediciones en las que menos conozco tanto las partituras como las canciones nominadas. Con lo segundo hay cierta coña, pues tres temas son de la misma peli (Dreamgirls, razón por la cual tiene el máximo de nominaciones y sin estar nominada a Mejor Película, algún diario despistado la daba hoy por favorita nada menos) enfrentados a un tema de un documental (¡Toma ya! Esto es nuevo) y al meloso Our Town de James Taylor para Cars. Los academicos han pasado olímpicamente del tema de Prince para Happy Feet que ganó el Globo de Oro. No es el único caso: En las BSO, la ganadora del Globo de Oro The Painted Veil de Alexandre Desplat ha sido igualmente ignorada y solo la música de Santaolalla para Babel repite candidatura. Echo de menos la partitura de Hans Zimmer para el Código da Vinci, con mucho lo mejor de la peli, y un poquito la de Philip Glass para El Ilusionista, pero tendré que escucharme el resto para hacerme una idea de por donde van los acordes este año, por mucho que un servidor quiera, nobleza obliga, que el turolense Javier Navarrete se traiga el oscar a casa por su evocadora y compleja partitura para El Laberinto. Y más en un año en el Oscar de Honor es para el maestro Ennio Morricone. Sería un lujazo.

9. SORPRESA SORPRESA. No me digan ustedes que no se quedaron de pasta boniato al descubrir que Borat (Cultural Learnings of America for Make Benefit Glorious Nation of Kazakhstan... perdonen que ponga el título entero pero es que me parto la caja solo con el concepto) está nominada ¡al mejor guión adaptado! O que Apocalypto esté nominada solo a tres categorías tan anodinas como las dos de sonido y el maquillaje (Por cierto ¿qué pinta Click en esta categoría?), demasiado castigo para una peli tan interesante como la que ha hecho Mel Gibson, que debe estar mal visto en Hollywood últimamente. Más coñas: El ilusionista y El Prestigio prosiguen su interminable lucha para ver cual es mejor peli de magos del año, en esta ocasión en la categoría de Mejor Fotografía ¿qué mola más, la elegancia de Dick Pope en El Ilusionista o el abigarrado y lleno de claroscuros de Wally Pfister en El Prestigio? Por último una adivinanza que debería hacer reflexionar: ¿Cuál de las tres películas nominadas a Mejores Efectos Visuales – Piratas del Caribe 2, Poseidon o Superman Returns – escaparía a una lista de las pelis más flojitas del año? ¿A que aun se lo están pensando? Pues eso...

10. EPÍLOGO GOZOSO Y JULANDRÓN. Creo que la edición de este 2007, aun siendo inferior en calidad media de las pelis respecto a las del años pasado, nos va a deparar los suficientes momentos de interés para que un año más nos dediquemos a juguetear con las porras y apuestas varias que invariablemente empezarán a pulular por todas partes. Servidor se reserva, como siempre, hasta que falten unas horas para que empiece la fiesta: siempre encontraré motivos para cabrearme con los Académicos, decidan lo que decidan. Los Oscars es lo que tienen....

1 comentario:

Enrique dijo...

Hola David; soy Enrique el "amigo semanero" :).

He estado leyendo todo este comentario de los Oscars y veo q coincidimos en muchos puntos, así como en el aprecio a las películas nominadas. Sólo diferimos algo en Pequeña Miss Sunshine, q me pareció simpática pero que con todo lo q se ha dicho de ella no puedo por menos considerarla muy sobrevalorada.

Y decirte que en mi blog ahora hya más actividad, con estos de los Oscars, y antes exfcribí algunos comentarios y críticas tb. Ahora estos días he hecho especiales de las categorías más importantes de los Oscars, a modo: pros y contras y posibilidades de las candidaturas. Pásate si quieres a mirarlo y deja algún comentario.

Saludos, y hasta la próxima Seminci.