sábado, noviembre 01, 2008

SEMINCI 2008: Palmarés, Estômago arrasa en la Seminci

Pues se acabó lo que se daba. Un año más, la Sala de Espejos del Teatro Calderón estaba abarrotada para la lectura de un palmarés que a priori se presentaba interesante porque al no haber en la Sección Oficial una obra muy superior a todas las demás y si un buen puñado de obras notables que cuya elección como Espiga de Oro podía defenderse perfectamente – Los Momentos Eternos de Maria Larsson, Cerezos en Flor, Estomago, incluso Adoration – quedaba por saber por cual de ellas se inclinaba el Jurado compuesto por el director y productor marroquí Latif Lahlou, el director iraní Parviz Kimiavi, la productora Beatriz de la Gándara, el director cordobés Gerardo Olivares y los actores Juanjo Puigcorbé y Cayetana Guillén Cuervo, encargada esta última de dar lectura al mismo. Empezaremos de abajo arriba:

MEJOR BSO y MEJOR GUIÓN: Terriblemente Feliz (Frygtelig Lykkelig) de Henrik Ruben Genz (Dinamarca)
En la crónica de hace unos días mostraba mi muy particular cabreo con esta película, pero creo que quedó bastante claro que el mismo se debía no tanto al hecho de que pensara que era una mala película sino, muy al contrario, porque tratándose de una de las propuestas más originales e imaginativas del Festival, un momento puntual inverosímil me hubiera sacado de ella hasta el punto de que no consiguiera convencerme. También admitía que era muy posible que una vez superado el cabreo, sus virtudes me parecieran superiores a sus defectos. Y la verdad es que en cierto sentido así ha sido incluso antes de que conociera el palmarés. Creo que esta película danesa se merecía algún reconocimiento en el Festival aunque precisamente el Mejor Guión me crea bastante conflicto porque aun reconociendo la brillantez de la propuesta en términos generales, admito que me costaría trabajo premiar con este galardón a una peli con semejante agujero. Pero ahí está tanto el guión como la música de Käre Bjerko – que a mi me pasó desapercibida, aunque quizás eso sea una de sus virtudes – como pedrea para reconocer una película que, sinceramente, ojalá encuentre distribución en España para que puedan ustedes juzgar por si mismos. Yo les confieso que, de tener una segunda oportunidad, probablemente la vería de nuevo.

MEJOR FOTOGRAFÍA Y MEJOR ACTRIZ: Los Momentos Eternos de Maria Larsson de Jan Troell (Dinamarca)Eran dos premios cantados y a la crónica que escribí en su momento en la primera jornada del Festival me remito. No se le puede poner ni un pero ni al excepcional trabajo de Mischa Gavrjusjov y el propio Jan Troell ni a la magnífica y a ratos muy emocionante composición de la maravillosa Maria Heiskanen como esa sufrida esposa a la que su pasión por la fotografía le ayuda a sobrellevar como puede una realidad gris y un matrimonio bastante desgraciado. En estos dos apartados, el Jurado ha estado perfecto… el único pero es que para mi era la mejor película del Festival y claro, concederle también la Espiga de Oro quizás hubiera sido algo excesivo.

MEJOR ACTOR: Ex-Aequo para Joao Miguel por Estómago (Brasil) y Unax Ugalde por La Buena Nueva (España)
Hombre, el trabajo de Unax Ugalde en La Buena Nueva no está mal, pero tanto como para compartir el premio al Mejor Actor con el estupendo protagonista de Estomago – sobre todo si tenemos en cuenta que el Jurado ha dejado fuera del palmarés a Cerezos en Flor, una de las mejores películas en mi opinión de la competición y que un reconocimiento a Elmar Wepper hubiera sido una buena forma de hacerla presente – pues como que no cuela mucho, por más que la propuesta de Helena Taberna me parezca más que correcta. Si lo que se trataba era de hacerle un pequeño hueco en el Palmarés, creo que había mejores categorías (como la excelente BSO de Ángel Illarramendi) para ese trámite. En cualquier caso, nada que objetar a la desarmante interpretación del actor brasileño, una estupenda mezcla de inocencia y perversidad moral que nadie discute como uno de los mejores trabajos interpretativos de esta Seminci en el que, a diferencia de lo que sucedió el año pasado, ellos han estado mejor que ellas.
PREMIO ESPECIAL DEL JURADO: Retorno a Hansala de Chus Gutierrez (España)
Pues casi estoy por repetir los argumentos que utilicé en su momento para defender esta película, hay propuestas cuyo interés va más allá de sus méritos puramente artísticos o cinematográficos porque el mensaje o la realidad que trata de sacar a la luz resulta tanto o más importante que la película en sí. Si entendemos este premio como una forma de llamar una vez más nuestra atención sobre un problema que nos afecta a todos – y ojo, que no se me entienda mal, la película de Chus Gutierrez se defiende pero que muy bien como producto cinematográfico – me parece estupendo que el Jurado se haya sacado de la manga un Premio Especial del Jurado que, la verdad, quizás debería estar reservado para propuestas algo mas rompedoras desde el punto de vista narrativo. Pero es que precisamente no ha habido en esta edición ninguna propuesta que cumpliera ese requisito, con lo cual…

ESPIGA DE PLATA y Premio del Público: EL FRASCO de Alberto Lecchi (Argentina)Para el que escribe estas líneas, el único patinazo grave de un palmarés con el que estoy bastante de acuerdo en términos generales. Y es un patinazo porque por mucho que este tipo de propuestas gusten – el premio del público así lo prueba – la melosa película argentina no aporta demasiado al terreno de las comedias dramáticas más allá de la excelente química de sus protagonistas y el buen regustillo que deja a los amantes de las historias sencillas de amor que terminan bien pero sobre todo porque es inconcebible que El Frasco se pueda considerar de facto como la segunda mejor película de la Sección Oficial habiéndose quedado fuera del Palmarés obras mucho más notables como Cerezos en Flor o Adoration del multipremiado en la Seminci Atom Egoyan. Incluso La Ventana de Carlos Soria – premio FIPRESCI de la Crítica Internacional – o Animales de Compañía me parecen mejores propuestas que esta más bien flojita película argentina.

MEJOR NUEVO DIRECTOR Y ESPIGA DE ORO: Estômago de Marcos Jorge (Brasil/Italia)

Hablando con Juanjo Puigcorbé y Gerardo Olivares apenas unos minutos después de terminada la lectura del palmarés, ambos me dijeron que el Jurado tuvo clarísimo desde el primer momento que Estômago era la Mejor Película de la Sección Oficial y que querían premiar el trabajo de Marcos Jorge como director de la misma. Estuvieron de acuerdo en ello casi desde un primer momento, hasta tal punto que la Espiga de Oro de esta edición ha sido concedida por unanimidad. No me parece mal: ya dije que Estômago estuvo desde el mismo momento de su proyección entre las películas claramente favoritas del certamen y quizás sea la propuesta más imaginativa que hemos visto, una comedia con ciertas gotas de dramatismo muy bien llevada en la que se dan cita con soltura, inteligencia y toneladas de buen humor el gusto por la gastronomía, el sexo, el poder y el instinto de supervivencia. Sin duda que es una película notable y altamente recomendable a la que este empujón le vendrá muy bien de cara a su inminente estreno.Y con esto y un bizcocho, y a falta de la fiesta de clausura de esta noche y el inevitable anecdotario que aparecerá los próximos días, mañana hago las maletas y me vuelvo a Mérida. Una semana de duro trabajo y el viernes que viene IV Festival Europeo de Sevilla en el horizonte ¡¡A por él!!

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Te esperamos. Abrazos. Moisés.

Anónimo dijo...

Acabó la Seminci y ya es hora de felicitarte por tenernos tan bien informados con tus crónicas. La tristeza que daba saberos a todos por allí sin poder acompañaros se veía mitigada con la lectura de cada una de las crónicas. Casi me siento como si hubiera participado del festival, de las discusiones que generan todas las películas y de esa tradicional porra en el Colombo que tanto echo de menos. Después de leerte y de hablar con los amigos Joaquín y José Manuel tengo bastante claro las películas de la Seminci que quiero ver y que espero ansioso que algún día lleguen a nuestras pantallas.

Pero nada, la vida sigue. Y también los festivales. Ya te veo cogiendo los bártulos y encaminándote a Sevilla. Te seguiré leyendo y envidiando. Por cierto, ¿te acompañará alguno de nuestros colegas?

Toni Llena

...que sigue sin poder publicar con su nombre.

Anónimo dijo...

Pues aquí un lector que ha dejado de buscar (con lupa) las crónicas algo asépticas de El País sobre la Seminci, para pasarse al "CineMérida".
Gracias por mantenernos (tan bien) informados a los amantes del cine festivalero.

La semana que viene... ¿más cine en Sevilla? ¿Cómo lo haces? ¡Dame la fórmula! :D


Suerte.
Alberto

PD: Por cierto, sobre lo que me comentaste de "La guitarra". Estoy bastante de acuerdo contigo, pero me sucede que, en los festivales, mi sentido crítico desciende un tanto. ¿No os sucede que, entre tanta mediocridad (y recordemos que en los festivales es donde más vemos), cuando hay algo que nos hace medianamente gracia, lo elevas más de lo debido? ¿No es un mecanismo de autodefensa para seguir ilusionándonos por el cine?
Porque yo, después de 10 Semincis, 5 Zinemaldis, 1 Berlinale y 1 Mostra... ya me estoy volviendo "exquisito" y cada vez me cuesta más meterme a un cine si no es para ver algo precedido de buena prensa...

David Garrido Bazán dijo...

En serio, os prometo que voy a intentar indagar a ver si doy con la fórmula que os permita firmar con vuestros nombres. Yo siempre entro tras abrir mi cuenta de gmail y gracias a eso firmo con mi nombre en todas partes, no sé porque vosotros no podeis hacer lo mismo. Investigaré.

Me alegro que os hayan gustado las crónicas, para eso lo hace uno. Hay demasiadas películas interesantes vistas en la Seminci que aun no tienen distribución (Los Momentos Eternos de Maria Larsson, Terriblemente Feliz, Adoration, Los Tres Reyes Magos, incluso Animales de Compañía y Retorno a Hansala) pero esperemos que puedan conseguirla pronto, aunque la sensación general es que se trata de un momento muy malo para las distribuidoras.

Toni, en Sevilla estarán solo Pepe y su inseparable Juanjo, que son mis dos camaradas de correrías por aquella zona. Sevilla, al ser un festival mucho más joven y con una temática menos proclive al glamour, todavía carece del "ambiente" de festivales como Valladolid y por supuesto San Sebastián, pero a mi me gusta mucho: eso de pasearse en noviembre en mangas cortas de camisa es un pequeño placer que merece disfrutarse...

La formula, estimado Alberto, es sencilla: privarse de todo tipo de vacaciones "normales" el resto del año para acumular días que poder gastar en San Sebastian, Valladolid y Sevilla. Aparte de mi periplo festivalero, mis únicas vacaciones del año han sido cinco únicos días para hacer El Camino de Santiago (y tuvo que ser uno cortito, el portugués desde Tui)

Estoy totalmente de acuerdo con tu PD. De hecho ese es uno de los motivos por los que he defendido propuestas como Louise Michel en San Sebastian o Animales de Compañía y, en menor medida, Terriblemente Feliz (cabreo aparte) en Valladolid. O ese estupendo divertimento algo ácrata llamado Young at Heart que cerró la Seminci. Pero, como bien dices, tiene que hacerme gracia, cosa que no sucedió con The Guitar pese a algún momento bueno aislado. Y si, a mi tambien me cuesta meterme en según qué cines sobre todo si pienso lo mucho bueno por ver que tengo en casa... pero, ay, la magia de la pantalla grande me sigue atrayendo de forma inexorable, aunque la peli sea floja. Debilidades de uno.

Gracias a los dos por vuestras aportaciones, anónimos conocidos ;-)

javier dijo...

Estimado David, aunque me pongo un negativo por no haber comentado en algunas semanas, he seguido con la atención y devoción que mereces tus comentarios y crónicas. Precisamente esta tarde he entrevistado a la directora de La buena nueva, película nada desdeñable, aunque contenga algunos "elementos apriorísticos" temibles. Pero se nota la voluntad conciliadora y poco maniquea y algún detalle estupendo, como el tramo final al que aludes. Además, Helena parece una buena persona, cosa esencial para abordar estos temas. Pues nada, hombre, que disfrutes de tu festival sevillano y seguimos en contacto, aunque haya emigrado de AltoVolta (sí, a veces echo de menos el Pisando mangueras). Al menos, desde mi blog jugón intento dar salida a algunos otros temas "de cultura general", sobre todo el viernes.
Saludos!

David Garrido Bazán dijo...

Hola, Javier!

No te apures que yo también tengo mis fases: también empecé muy bien colgando cosillas en el blog de Oti los primeros días de la Seminci, pero después me vi arrastrado por la vorágine de películas y no pude seguir posteando comentarios por allí, ya que hacer las crónicas me ocupaba todo el tiempo...

Es curioso: como hasta hace poco siempre he ido a los Festivales como periodista, sigo con el chip y me cuesta un mundo renunciar a escribir las crónicas diarias a vuelapluma - que sigo pensando que es uno de mis puntos fuertes - aunque eso signifique esclavizarse un poco todos los días y quitarse horas de sueño... o incluso perderme alguna peli de cuando en cuando. Pero me encanta: no podría hacerlo de otra forma

Sobre La Buena Nueva, pues estoy de acuerdo con lo que dices. Aunque no entusiasmó en la Seminci, a mi sí que me pareció una peli de lo más estimable y con un punto original en su planteamiento. Espero que le vaya bien cuando se estrene.

Sevilla se me ha complicado un poco por cuestiones laborales: creo que solo voya poder ir el primer fin de semana. Una putada, pero así son las cosas...

Y si, me apunto lo de entrar más a menudo en tu blog jugón... No te puedes imaginar lo mucho que echo de menos Altovolta y especialmente el Pisando Mangueras, pero entiendo a la perfección los motivos que expusiste en su momento para tomarte ese descanso.

Un abrazo, amigo

disckreto dijo...

Buenas crónicas David... por aquí estamos también subiendo las nuestras seminci 2008.
No hemos terminado aun, nos faltan cosas que iremos colgando estos días... pero no es para perderse el video en el que se te ve hablando con Antonio Llorens sobre Rafael Azcona... copita de vino en mano, ja ja
salú

David Garrido Bazán dijo...

Si, tengo que poner por aquí el enlace, para que lo disfrute el personal, porque el momento es impagable. Lo que pasa es que tengo mucha movida en el curro (marejada tirando a tormenta, más bien) y además estamos hoy mismo cerrando los últimos detalles de la programación del Festival de Mérida, con lo cual estoy tan liado que ni siquiera he podido colgar las cronicas de lo que he visto en Sevilla el pasado fin de semana (Gomorra y Il Divo son acojonantes)asi que ya estoy otra vez tan atrasado como siempre.

Paciencia, que cuando pase este fin de semana, todo estará de nuevo funcionando... o eso espero ;-)