lunes, agosto 27, 2007

Medem desata el Caos...

Ando enfurruñado estos días. Me molesta desperdiciar una valiosa semana de vacaciones en tratar de atar el último examen de una carrera que debía haber finiquitado hace años y que siento tan lejana como si nunca la hubiera empezado. Estoy de mal humor y el hecho de que no hayan estrenado en Mérida la muy esperada última película de Medem, Caótica Ana, no ayuda nada. Medem es uno de esos autores imprescindibles de los que a estas alturas ya sé con absoluta seguridad que siempre voy a ir al cine a ver lo último que haga. Pero toca desplazarse a Badajoz a verla y mi molesta conciencia, a una semana del dichoso examen, no me deja.

Así pues hoy, para conjugar un poco la frustración – o alimentarla, quien sabe - me he puesto a revisar que dicen las críticas y los blog de la gente que sigo habitualmente. Y he descubierto que la última película de Medem ha causado un rechazo casi unánime, incluso entre la gente que no es nada sospechosa de querer mal a este personalísimo director que fue objeto con su anterior trabajo, La Pelota Vasca: La Piel contra la Piedra, de la más fanática, brutal e injusta cacería que en mi opinión se desató contra un cineasta en este país desde hace muchos, muchos años. Como dice Javier Cortijo en su blog, igual tan amarga experiencia – porque hay que ver lo que tuvo que aguantar Medem, mordiéndose la lengua para no caer en el juego de los de siempre, aunque de eso igual escribo otro día – le ha sentado muy mal a la creatividad del director.

El caso es que ésta Caótica Ana no está desatando polémica. Más que nada porque los detractores ganan por goleada a los escasos defensores del filme. Y las críticas son tan mordaces en ciertos casos que dan que pensar, sobre todo porque yo soy de los que piensan que Lucía y el Sexo es, pese a su complejidad estructural y su brillantez en algunos momentos aislados, la peor película de un cineasta superdotado. Y me temo que, por lo leído hasta ahora, Caótica Ana abunda en la senda que abrió con aquella ambiciosa pero fallida película en la que Medem parecía haber perdido un poco el control de ese poderoso cine construido a golpe de metáforas. Hagamos un poco de resumen:

- Javier Ocaña, El País “El cine de Medem, sus universos perpendiculares, siempre han partido de temáticas apegadas al piso firme que, tras un proceso de metafórica ensoñación, despegaban de la cotidianidad para alcanzar el territorio de los cuentos para adultos. Sin embargo, conforme su trabajo ha ido avanzando, ese proceso se ha hecho cada vez más abigarrado y menos terrenal, más ambicioso y menos plausible. Tanto que en Caótica Ana apenas pisa el suelo. La odisea a través del tiempo de la joven artista que interpreta con encantadora presencia la debutante Manuela Vallés, comienza ya en las nubes y, esta vez, va a sufrir un proceso de transformación inverso, partiendo de un idealismo artístico para terminar alcanzando una crítica a pie de campo en los que la guerra y la exclusión social, la antropología y el feminismo, se mezclan con escaso rigor”

- Oti Rodríguez Marchante, ABC “«Caótica Ana» es una película visualmente poderosa, que contiene imágenes, momentos, de fuerte atractivo emocional y que sólo se ven lastrados por algo que pertenece al «mundo», al «estilo» de Medem, y es que anega esas imágenes de texto, las sobre escribe, no permitiéndoles expresarse con naturalidad propia (…)En cualquier caso, emoción, porque «Caótica Ana» es una película construida con un tejido emocional muy fuerte, hasta el punto que hace de ella algo muy íntimo y delicado, pero también vidrioso y algo confuso: el atractivo caos del personaje impregna también de caos la narración (…)a mi modo de ver, Julio Medem necesita que le escriban (o que le echen una mano en el guión, al menos) mucho más que el coronel de García Márquez.

- Javier Cortijo, Crítico de ABC, en su Blog “Estamos ante lo peor (de ficción) de Medem, ni "Tierra" (la de "el enigma de la cochinilla" y Silke tropezándose en las sillas) cayó tan bajo. Por supuesto, a estas alturas no vamos a esperar que Julito tuviera un guionista que le guiara su caligrafía surrealista y simbólica (a otros ilustres no les hizo falta), pero es que esta historia es la canada: niña-salvaje en cueva ibicenca (aprende, Pocholo), residencia de estudiantes a la pata la llana, hipnosis de la señorita Peppis, me voy a Nueva York en velero, monto un enjuague saharaui porque me lo pedía el cuerpo, el zombi Antonio Vega me canta en las fiestas patronales, ladro en apache a un indio de carnavales... Qué empanada más indigesta. Y encima, cuenta atrás, en plan Greenaway. La que se ha perdido el gran Alberto Iglesias.”

- Borja Hermoso, El Mundo, en el suyo “Yo me identifico con Medem hasta extremos que no podéis ni imaginar, vaya eso por delante. Pero vaya por detrás que 'Caótica Ana' me pareció la empalagosa y finalmente intragable tarta de un pastelero superdotado. Lo que yo vi el otro día en el cine fue una yuxtaposición de argumentos visuales y narrativos cuya única preocupación me pareció que era el temible "fijaos, fijaos qué brillante soy"(…) 'Caótica Ana'. No la entiendo, ni la quiero entender. Lo que vi me bastó. Devaneos, ires y venires sin ton ni son, hipnotizadores que deberían dar clases no ya de hipnosis, sino de interpretación, y Bebe. Bebe, haciendo de Bebe. Qué encantadores son todos esos bohemios de diseño que salen en 'Caótica Ana', liderados por la mecenas Charlotte, que luego se los lleva a comer langostas. Y qué bonito que se toquen temas como el drama del Sáhara, y la guerra y todo eso. Es todo superauténtico, en serio. Todo mi abrazo para Julio Medem por las circunstancias que rodean a esta película. Y todo mi varapalo para la película.”

En fin, serafín. Que le caen palos por todas partes (y en los foros aun más). La guinda la pone el recién estrenadito Blog de El Séptimo Vicio, el programa de Radio 3, donde han plantado una encuesta para valorar del 1 al 10 la peli y en el momento que escribo estas líneas, con 38 votos, más de la mitad de los mismos suspende a Medem ¡pero es que más del 34% la puntúa con un uno o un cero patatero! Me pregunto que pensará Javier Tolentino, que por cierto llevó la semana pasada a Medem a su programa y, lástima, solo pude escuchar el final de su intervención

Vaya, que estoy deseando verla con estos ojitos para comprobar si verdaderamente es para tanto el desaguisado. Lo peor de todo es que esto tiene pinta de cumplir el funesto vaticinio que hace Altovolta en su Blog: El cine español este año se la va a pegar pero bien. Una verdadera lástima, pero al parecer es lo que hay.

5 comentarios:

Javier dijo...

Soy seguidor fiel de las películas de Medem, pero creo que esta vez le han vencido las tentaciones de "justiciero social". Y lo que es peor, las ha realizado intentando compatibilizar su buena factura visual y sus universos metafóricos y oníricos, con un pegote añadido que redunda en todos los tópicos imaginables.

David Garrido Bazán dijo...

Si, Javier, parece que ese es el sentir general. Insisto en que tengo ganas de comprobarlo con mis propios ojos, pero cuando hay tanta unanimidad sobre una cosa, raro es que vaya desencaminada...

Me apena, porque soy un apasionado de Medem, especialmente de la poderosa Vacas y de Los Amantes del Circulo Polar, una película que me marcó muy especialmente en un momento determinado de mi vida y que siempre he llevado dentro. Y sería una lástima que este pedazo de cineasta se perdiera en una deriva en la que la forma, siempre magnífica en su filmografía, hiciera banal el contenido de su cine, que siempre me ha parecido tan interesante como sugerente...

Prometo volver sobre Caótica Ana en cuanto tenga ocasión de ver la película.

Gracias por tu aportación

SoyCuba dijo...

Hola David. Me alegra saludarte en tu remozado blog, mucho más atractivo que el que yo recordaba, al menos en cuanto al continente. No sabía yo de tu defensa de Médem por la Pelota Vasca, supongo que el foro que nos une no te permite muchas licencias. Sólo quería saludarte hace tiempo, decirte de nuevo que estuviste inspiradísimo con el resumen del intento de encuentro Christian/Soy Cuba, alegrarme al saber que alguien del blog escucha a la vez que yo el Séptimo Vicio (salté al oír que la primera pregunta a Jess era de David Garrido Bazán......., mi compi pirata) y anunciarte que me encontré a la directora de la Filmoteca Canaria y................el jueves Julio Médem, él, el hombre, el cineasta, el poliédrico, en persona, presentará en mi cine, del que ya me habrás oído hablar hasta hartarte, Caótica Ana. Espero tener más ánimos que los de hoy y poder ir. Un beso de cine y me encanta que cites a "amigos" comunes (Altov). Todos mis ánimos para que sigas con este blog.

David Garrido Bazán dijo...

Pues es un placer volver a saludarte, querida. Las casualidades son curiosas: yo he pensado hoy un momento en tí al ver en una revista de cine (creo que era el 3 de Cahiers) que la Fnac había publicado juntos en DVD los documentales Soy Cuba y El Mamut Siberiano, de los que ya hablamos en su momento...

El 2007, como habrás podido leer si te has remontado un poco en las entradas, ha sido un poco extraño para mi. Ahora estoy volviendo a reencontrarme conmigo mismo y con las ganas de escribir sobre cine y poco a poco vuelvo a ser el de siempre. Es verdad que blogs como el de Oti o el de Altovolta ayudan muchísimo porque motivan, empujan y porque da gusto escribir en según que sitios.

En el blog de Radio 3 me vas a leer mucho, además de por placer porque hay un interés secreto detrás: quiero conseguir que uno de esos Dialogos de Cine que tanto está publicitando Javier en los últimos días se celebre en Mérida en Diciembre con motivo del II Festival de Cine Inédito en cuya programación voy a empezar a trabajar como un loco a partir de la segunda quincena de septiembre, cuando vuelva de mis merecidas vacaciones.

Medem es, además de un cineasta esplendido, un valiente que se atrevió con La Pelota Vasca a hacer algo sumamente díficil y que sabía que le iba a acarrear no pocos problemas y enemigos y aun así, siguió adelante, simplemente porque en su interior sentía que era lo que podía aportar a algo que le desgarraba interiormente, que era algo que tenía que hacer. Yo admiro a la gente que es capaz de seguir de esa forma sus principios, aun sabiendo lo que podía acarrearle. Jamás me he sentido tan asqueado de las reacciones de cierta derecha de este país como lo que ocurrió hace ahora algunos años, cuando presentó su filme en San Sebastián. Me pareció indigno, vergonzoso y aun hoy me produce cierta rabia el odio y la virulencia que se desprende de algunos comentarios que poco tienen que ver con su valía como cineasta, sino que son ataques personales. Eso me sigue indignando.

Hace poco estuve leyendo un libro dedicado a él y a su obra que hicieron Angulo y Rebordinos llamado Contra la Certeza (que te recomiendo que consigas: lo publicaron La Filmoteca Vasca y El festival de Cine de Huesca) y en él confirmé que es una persona sumamente lúcida y especial. Creo que deberías acercarte al cine a ver qué se cuenta... puede ser interesante.

Me alegro que te divirtieras con mi resumen de tu cita asexuada, saber que escuchamos a la vez a los del Septimo Vicio y que el actual formato de mi blog te haya complacido: ya sabes que estas en tu casa y siempre serás bienvenida.

Besos y estamos en contacto

D.

Vértigo dijo...

Creo que se merece una oportunidad Caótica Ana. Estoy de acuerdo en que se puede esperar más de Medem, pero aun así es una película por la que si merece la pena gastarse los 6 euros y medio que cuesta la entrada.