lunes, octubre 10, 2011

SITGES 2011: A vuelapluma...


Pues si. Un año más estoy en Sitges, desde donde os escribo. Encadeno casi sin proponérmelo un Festival tras otro y tengo CineMerida desatendido por pura falta de tiempo. No me ha dado tiempo siquiera a avisaros que toda la cobertura del Festival de San Sebastian tras esa triste única crónica que apareció hace ya varias semanas está en este enlace de Culturamas, la revista para la que cubrí Donosti y que ha hecho maravillas de maquetación con mis artículos y mis videocrónicas. Cuando vuelva a Mérida espero poder actualizar CineMerida como es debido y poner mis crónicas también donde corresponde pero hasta entonces, podeis echar un ojo a este magnífico especial. Ah, también he cubierto San Sebastián para una web argentina amiga, A Sala Llena. Podeis encontrar los mismos artículos en este enlace. Tras la paliza de San Sebastián me fui al Festival de Cine Latinoamericano de Biarritz, que cumplió 20 años premiando dos maravillosas películas, Las Acacias y Porfirio, de las que tengo pendiente hablaros en profundidad en algún momento. Un Festival que ha significado mucho para mi y que ha sido un verdadero bálsamo donde he vivido experiencias maravillosas. Maravillosas de verdad. También quedará para más adelante, paciencia.


Vamos a centrarnos en Sitges, festival elefantiásico en su propuesta donde los haya, ese sitio donde puedes ver películas las 24 horas del día, hacerte siete u ocho seguidas si tu cuerpo es capaz de aguantarlo y donde las colas no son un deporte sino una obligación, dándose situaciones tan surrealistas como que salgas del Auditori o del Retiro de ver una película cualquiera y vayas directamente a la cola de la siguiente que se pasa en el mismo sitio, sin tiempo para tomar un café , pasear, charlar, mucho menos asimilar todo lo que se está viendo. Por supuesto tampoco hay tiempo de escribir. Como mucho actualizar Facebook o Twitter con el móvil mientras haces cola… o tomarte una noche libre como estoy haciendo yo en este instante. No os confundáis: hoy he visto cuatro pelis y me he chupado una masterclass de Ishiguro Haroshi sobre robótica e Inteligencia Artificial. Pero lo que llevaba visto hasta ahora era tan bueno y me sentía tan bien que sabía que por ley de probabilidades si seguía viendo una peli más, me iba a tocar una chunga. Asi que me he venido al bar a escribiros. Eso que salís ganando. Y yo tranquilizo la conciencia de paso. Vamos con lo más interesante visto en estos primeros días. Os aviso: aunque sea casi telegráfico, igual os agoto un poco.

EVA (Kike Maillo, España, película de Inauguración)

De que va: En el año 2041, Álex, un brillante diseñador de máquinas, regresa al pueblo donde se crió. Su objetivo: terminar un proyecto inacabado para la creación de un niño robot. Su obstáculo: el doloroso reencuentro con Lana, su antiguo amor, casada ahora con su hermano David. Eva, la revoltosa hija de David y Lana, cautivará a Álex, que la tomará como modelo para su arriesgado proyecto.


A vuelapluma: Visualmente la película es impecable. Sorprende y Escándalo Films vuelve a dar en el clavo con una propuesta original, novedosa e impactante. El reparto está muy ajustado, destacando un portentoso Lluis Homar que es el Alfred 2.0 que Bruce Wayne/Batman nunca tuvo – que se come a Daniel Bruhl y a cuanto incauto se atreve a compartir plano con él - y la niña, Claudia Vega, un descubrimiento y un prodigio de naturalidad y frescura. Sin embargo, peca de ser una peli algo plana, sin puntos de giro y que por momentos se queda muy fría, sin emocionar lo que debería. Se la ve venir de lejos. Aun así, una película de lo más estimable.




THE UNJUST (Ryoo Seung Wan, Korea del Sur)

De que Va: Un asesino en serie aficionado a matar y descuartizar colegialas aterroriza Corea del Sur. La policía pone todo su empeño en capturarlo pero, justo cuando parecían haber encontrado a un sospechoso, este muere en un tiroteo. Faltos de pruebas que lo inculpen, los altos mandos deciden buscar a la desesperada un cabeza de turco al que cargarle los muertos. El inspector de policía Cheol-Gi acepta la responsabilidad con la esperanza de que esto le sirva para promocionarse dentro del cuerpo, iniciando una investigación con métodos poco ortodoxos en la que se asociará con el gángster Jang Suk-Gu. Y por allí anda también un fiscal más preocupado por mantener ciertas amistades peligrosas que por enchironar a quien debe. Caminos destinados a cruzarse en algún momento.


A Vuelapluma: Poderoso thriller éste en el que Ryoo Seung Wan esboza un despiadado retrato de la corrupción a todos los niveles enfrentando a un sinuoso fiscal que contemporiza con los poderosos a los que debería enchironar y un policía que empieza siendo el héroe de la función y evoluciona hasta igualar en corrupción al primero. No deja títere con cabeza el coreano en una peli trepidante, salvaje a ratos y muy bien cerrada, que deja regusto a muy buen cine de acción. Resulta de lo más divertido que uno empiece identificándose con el poli frente al fiscal y acabe despreciándole por sus actos mucho más que a éste, en el fondo bastante más coherente dentro de su nivel de corruptela. El plano final, con la cámara elevándose al cielo entre los rascacielos y pasando por una enorme bandera de Korea del Sur es una contundente patada al hígado de su propio país que no deja mucha duda sobre lo que Ryoo Seung-Wan piensa del mismo. Notable.



GUILTY OF ROMANCE (Sion Sono, Japón)

De que Va: Izumi es la esposa de un exitoso escritor. Su día a día pasa por una anodina rutina y por una relación sin pasión. Un día, Izumi comienza a trabajar en un supermercado vendiendo salchichas; otro, termina involucrándose en una película pornográfica; y finalmente, comienza a ejercer de prostituta. Mientras ella se sumerge en una espiral de sexualidad irrefrenable, un cadáver aparece en el barrio de los hoteles del amor.


A Vuelapluma: El salvaje de Sion Sono (¿alguien ha visto Cold Fish? Pues eso) parte de un asesinato inicial tipo Seven para desarrollar una historia repleta de sexo morboso y enfermizo en la que una aburrida y retozona ama de casa japonesa redescubre su sexualidad y se deja arrastrar por ella hasta los niveles de depravación más insondables de la mano de otra bicha de mucho cuidado. La historia no solo engancha, sino que pone sobremanera (Miki Mizuno es una toda una bomba sexual, un mito erótico de gran calado) y a mitad de película hay una increíble escena de una conversación alrededor de una mesa que es uno de los mayores ejercicios de terrorismo verbal que he visto nunca en una pantalla. Tremendo. Lástima que al final Sono parezca no saber como cerrar su historia, se le vaya la pinza y se ponga insoportablemente moralista, casi cargándose lo que hasta ese momento casi parecía un alegato a favor de la libertad sexual femenina. Aun así, es una peli muy interesante que merece la pena. Este Sion Sono es toda una pieza. Y uno de los cineastas más libres que conozco. No se para en barras ante nada el tipo… Imprescindible.



CONTAGIO (Steven Soderbergh, USA)

De que Va: Piensen en su día a día, cuando pasan la tarjeta de crédito a un camarero, cuando se dan la mano en una reunión de trabajo o cuando ven a alguien estornudar en el bus. Un instante, y el contagio ya se ha producido. De regreso de un viaje de negocios en Hong Kong, Beth ve como el inofensivo resfriado que tenía se convierte en algo mucho más serio. Pronto, más casos como el de Beth comienzan a salir a la luz por todo el planeta: la pandemia es una realidad, la alarma se desata. Y el Apocalipsis también.


A Vuelapluma: De manera elegante, precisa, con un ritmo excelente y rodeado de un reparto cómplice el amigo Soderbergh desarrolla la idea de un virus mortal que se extiende más rápido por el planeta que el odio a Esperanza Aguirre entre los profes de secundaria en Madrid. Uno tiene la misma sensación que viendo United 93 de Greengrass: si algún día pasa, no hay organismo, ejército, vacuna o medida que nos libre. Le sobra la resolución, pelin forzada para mi gusto, pero es una peli de lo más inquietante. Y directa. Que elegante es este tio haciendo cine cuando quiere, menudos encuadres y que montaje más medido... quizás le sobra alguna que otra concesión comercial: aunque yo soy un gran fan del tema All I Want Is You de U2, me chirría un poco su uso al final de la peli para una especie de seudo happy end que queda forzado y no casa con el estilo sobrio genral. Pero Contagio es un prodigio de ritmo y un tratado sobre cómo ir soltando poco a poco la información a la vez que se mantiene la tensión. El reparto está estupendo, del primero al último. Y están mis adoradas Kate Winslet y Marion Cotillard... Como decía Jorge Sanz después de follarse a Maribel Verdú en Belle Epoque "¡Como no me va a gustar!"



MIENTRAS DUERMES (Jaume Balagueró, España)

De que Va: César trabaja de portero en un inmueble de viviendas. Su trabajo le permite conocer a fondo todo de todos los inquilinos; de hecho, si quisiera, podría incluso controlar sus vidas, influir en ellas como si fuera un Dios, abrir sus heridas y hurgar en ellas. Y todo sin levantar ninguna sospecha. Clara, la nueva y alegre vecina del quinto, se convertirá en su principal objetivo.


A Vuelapluma: Balagueró rueda cada vez mejor, el magnifico arranque de la peli presentando la cotidianidad de ese conserje psicópata e inquietante - perfecto Luis Tosar en un papel que le va como un guante - que ronda a Marta Etura engancha y la atmósfera y tensión funcionan... hasta que la peli sufre a mitad de metraje de unos muy serios problemas de credibilidad que por mucho que se esfuerce su guionista Alberto Marini en atar todos los cabos afectan a su verosimilitud hasta convertirlo en un problema casi insalvable. La peli inquieta y tiene sus buenos momentos, pero está lejos, muy lejos de ser una obra redonda.



JANE EYRE (Cary Joji Fukunaga, Reino Unido)

De que Va: Siguiendo el texto clásico de Charlotte Brönte Jane Eyre nos traslada a la Inglaterra del siglo XIX, donde, tras una infancia difícil, la joven Jane se instala en la mansión del señor Rochester para trabajar como criada. La relación de la chica con el dueño de la casa se convierte en el motor de una película de corazón romántico y de atmósfera algo fantástica. Desde el encuentro con un joven bondadoso que prestará su ayuda a Jane, a sus enfrentamientos con la familia con la que se crió, Jane Eyre nos narra el trayecto vital de su heroína a través de diversos saltos temporales.


A Vuelapluma: Para mi que Cary Fukunaga (autor de una peli interesante sobre la emigración de mexicanos a los USA, Sin Nombre) es el tipico caso de director nuevo al que Hollywood le encarga una peli grande sin saber si verdaderamente puede hacerse cargo de algo semejante. Creo que se ha metido tal sobredosis de pelis de época para preparar esta adaptación que se ha indigestado: siendo Jane Eyre una obra arrebatada y pasional, la peli es de un frío glacial inexplicable, correcta y engolada como ella sola. Y si cojo al violinista de la BSO de Marianelli, le rompo el violín y se lo meto por el culo. Que cosa más intrusiva de música por bonita que sea, por dios santo: si es verdad eso de que las BSO a veces son como señales de tráfico para indicar al espectador lo que debe sentir, aquí son como vallas electorales enormes. Inaguantable. Y mira que la Mia Wasikowska está, como de costumbre últimamente, bien en su papel - mejor que el un tanto envarado Michael Fassbender, por cierto - pero esta versión de Jane Eyre sufre de una sobredosis brutal de academicismo. Que cosa más fria de peli, brrrr.



ANOTHER EARTH (Mike Cahill, USA)

De que va: Rhoda acaba de ser aceptada en el prestigioso Instituto Tecnológico de Massachusetts cuando, volviendo en coche de una fiesta, atisba un planeta en el horizonte. Distraída, choca contra otro vehículo, matando varios miembros de una familia. Los años pasan y se descubre que aquel planeta es una réplica exacta de la Tierra, Tierra Dos, con dobles de todos sus habitantes. Rhoda, tras cumplir condena por su responsabilidad en el accidente, decide contactar con el único superviviente del siniestro, sin revelarle su verdadera identidad. Lentamente, la intimidad entre los dos se va estrechando, mientras Rhoda no deja de pensar en ese planeta-espejo que la observa silencioso desde el cielo.


A Vuelapluma: Primera gran sorpresa positiva de Sitges. Una película que más allá del trasfondo de ese segundo planeta idéntico al nuestro que aparece de improviso en el cielo, esconde una poderosa historia de amor e improbable redención. Delicada, sensible, medida, con un final magnífico. La verdad es que hemos salido del tempranero pase de esta mañana casi en estado de shock de puro gusto: Otra Tierra es original, preciosa, cuidada en todo detalle... y con una prota, la impresionante Brit Marling, una explosiva conjunción de belleza y talento interpretativo que es también co-guionista de la película, capaz de robarte el corazón antes que te des cuenta. Ojo con este director debutante, Mike Cahill, al que convendrá seguirle la pista muy de cerca. Candidata clara al Palmarés final.



THE MORTICIAN (Gareth Maxwell Roberts, USA y Reino Unido)

De que Va: En un barrio dominado por las bandas y la violencia desatada, un forense apodado The Mortician sobrevive trabajando en una morgue y con la única compañía de una prostituta llamada Ava. La llegada de un cadáver con un extraño tatuaje, la aparición de un peligroso gángster y el encuentro con un misterioso niño cambiarán el sino de la vida de nuestro protagonista, un hombre que ejecuta su trabajo con firmeza y frialdad.


A Vuelapluma: Muy buenas impresiones y un grato sabor de boca me ha dejado esta película de Gareth Maxwell Roberts, inesperada en su temática y sorprendente por la falta de elementos fantásticos que justifiquen su inclusión en Sitges, más allá de un 3D que resalta ciertos momentos algo gore dada la naturaleza del trabajo del tipo y su gusto por la taxidermia en sus ratos libres. Ecos más que evidentes en su ambientación de la canónica y maravillosa The Wire para seguir los pasos a un apocado y educado forense de barrio chungo sobrepasado por las circunstancias que verá como su deseo de mantener un perfil bajo que le haga pasar desapercibido no va a durar demasiado. La película se detiene mucho en crear su atmósfera y explicarnos al personaje central, por lo que se toma su tiempo en entrar en materia en lo que a la historia se refiere. Muy ajustado el elenco en general y Method Man (si, el mismo, el de los Wu-Tang Clan) en particular y una duda razonable ¿Se puede saber que carajo aporta el 3D a una película tan sobria como ésta? Inexplicable.



ATTACK THE BLOCK (Joe Cornish, Reino Unido)

De que va: Un grupo de macarras londinenses adolescentes asalta a una enfermera a la que dejan en paz al ver cómo un extraño objeto cae sobre un coche. Cuando llegue al vehículo, la pandilla verá como lo que ha aterrizado es una extraña criatura con la que tienen un violento encontronazo. Es el pistoletazo de salida para una película sobre una invasión alienígena contra la que se alza, con inusitada violencia y determinación, un grupo de chavales dispuestos a todo por defender su puto barrio, you get me?


A Vuelapluma: Irresistiblemente divertido el arranque, unos aliens con pinta de gremlins peludos llenos de dientes invaden la tierra... y no se les ocurre mejor cosa que empezar por South London, donde los negratas aprendices de gangsta de esos que montaron las revueltas callejeras de hace unas semanas se dedican a defender su bloque de casas y a patearles el culo a modo. Mucho humor negro, un guión inteligente repleto de referencias cinéfilas y televisivas y pura diversión descacharrante para una peli de espíritu teenager repleta de ultraviolencia que lleva el sello inconfundible de los creadores de Shaun of the Dead (Zombies Party) sellado con la presencia en el reparto en un papelito secundario pero magnífico del gran Nick Frost . Una película divertidísima, genial por momentos, destinada a ser una obra de culto para toda una generación, casi como unos Goonies de nuevo – y mucho más violento – cuño.



SCABBARD SAMURAI (Hitoshi Tsukamoto, Japón)

De que va: Kanjuro Nomi es un samurai sin espada, solo conserva su funda. Tras abandonar por completo la violencia y embarcarse en un viaje con su hija Tae, ahora está en busca y captura como desertor. Su única opción de salvar la vida es hacerle recuperar la sonrisa al principe, triste desde la muerte de su madre. Para ello dispondrá de 30 días: si no lo logra, deberá cometer sepukku, el suicidio ritual destripándose para conservar su honor.


A Vuelapluma: Mi primera experiencia con el inclasificable Hitoshi Mutsamoto ha sido increíble. Una película sobre un samurai sin espada condenado al seppuku que tiene 30 oportunidades para hacer reír a un niño y así salvar su vida. Humor Amarillo del de toda la vida, cruel, bestia y negrísimo pero elevado a la enésima potencia, con gags quevan desde los que apelan al humor directo por la via del porrazo y tentetieso hasta otros elaboradísimos de puesta en escena y ejecución, incluyendo algunos hallazgos que resultan simplemente antológicos. No he parado de reírme un momento. Hasta que la peli entra en su tramo final y el amigo Matsumoto, que tiene unos huevos más grandes que el Señor Lobo, le pega una vuelta de tuerca a su propuesta que te deja flipando en tierra de nadie, alucinado ante el cambio de tercio brutal al que somete al espectador, arriesgadísimo, desconcertante… y magnífico. Muy, muy grande este Matsumoto. A buscar obras previas suyas toca...




Pues eso es lo que hay de momento, que no es poco, pero tampoco todo. Me dejo en el tintero además de las pelis que he visto que no merecen mayor comentario, por ejemplo, las maravillosas experiencias vividas alrededor de la exposición de 75 dibujos, diseños originales que Chris Baker, presente en Sitges (y con el que he hecho muy buenas migas) hizo en su momento para Stanley Kubrick con motivo del proyecto de Inteligencia Artificial y que definieron el mundo recreado en la peli póstuma firmada por Steven Spielberg. Grande de verdad el encuentro con Chris Baker y el reencuentro, un año después, con Jan Harlan, amigo personal de Kubrick y productor de todos sus últimos filmes.




O la impresionante masterclass que nos ha dedicado esta mañana Hiroshi Ishiguro, el profesor de robótica de la Universidad de Osaka que revolucionó el mundo de los androides creando un geminoide a su imagen y semejanza que se ha convertido en el poster de este año de Sitges, y que en mi opinión es algo así como un Señor del Mal encubierto que tiene unas ideas del futuro tan particulares como inquietantes. He aprendido un montón esta mañana, pero me ha quedado una sensación un tanto extraña: miren atentamente la foto de Ishiguro bajo su geminoide y diganme que no sienten algo perturbador en ella... Pues eso.

Y solo llevamos cuatro días. Aun queda mucho, mucho por ver y disfrutar.

3 comentarios:

Mow dijo...

Vaya, creo que no ha entrado el comentario. TE decía algo así como que era una crónica matgnífica, en tu línea habitual. Divertida, interesante, fluida y que daba muchas ganas de ver algunas películas.
No sabía questabas en Sitges y encadenando festivales. Yo ando un poco missing por causas médicas, pero ya nos pondremos al día.
Un abrazo.
Mow.

LEOmuñoz dijo...

Hola David, ya tenía ganas de que retomases las crónicas de tu blog, pues realmente no caí en preguntarte en Donosti para que publicaciones escribías este año. Decirte que me ha encantado ver como los de Sala Llena (después de pedirme permiso, claro)han ilustrado tus magníficas críticas con mis fotos del festival de San Sebastián. Es un honor y un placer que espero repitamos año trás año. Un abrazo.

Marañón dijo...

Coño, David, que ritmo el tuyo!!
Alguna vez deberíamos escribir un guión sobre un tipo que, a modo de Quijote con las novelas de caballería, se empaca media docena de festivales consecutivos y acaba enloqueciendo. Hay que decidir si el género será comedia burra, thriller gore o ciencia ficció fashion. Lo hablamos este sábado.