domingo, abril 29, 2012

MI SEMANA CON MARILYN, Lunes 30 Abril Ciclo Cinesa el Foro 20:30 y 22:30

Saludos a todos!

Os recordamos que hoy lunes 30 de abril dentro del ciclo de cine en VOSE que el cineclub forum está desarrollando en colaboración con Cinesa el Foro se proyecta MI SEMANA CON MARILYN de Simon Curtis en dos pases a las 20:30 y 22:30, un cuidada producción británica que contó con dos nominaciones al Oscar: Mejor Actriz para Michelle Williams por su interpretación del mito Marilyn Monroe y Mejor Actor de Reparto para Kenneth Branagh por dar vida al actor Laurence Olivier en esta obra que narra los avatares del rodaje de la clásica comedia El Principe y la Corista. Teniendo en cuenta que mañana es festivo, nos parece un estupendo plan para esta noche: nada mejor que una estupenda película sobre cine dentro del cine. No os la perdáis. Por favor reenviad este mail a aquellos de vuestros contactos que pudieran estar interesados en acudir hoy a Cinesa El Foro. Gracias por anticipado.


Hay dos historias, dos temperaturas, que se quieren entrelazar aquí con la armonía de dos manos amantes, y ambas las cuenta el recuerdo de Colin Clark, de cuyas memorias emerge visualmente "Mi semana con Marilyn". La del propio Clark con Marilyn Monroe durante los días de rodaje de "El príncipe y la corista", suave, neblinosa, profundamente romántica, y la de la gran estrella con todo lo que le rodeó durante aquel rodaje, con Laurence Olivier, con el torbellino de su personaje, Elsie Marina, con su recién marido Arthur Miller, con su frustrado embarazo... Lo extraordinario de la película que ha dirigido Simon Curtis es la precisión con la que llega hasta el alma brumosa y desventurada de la gran estrella a través del cuerpo de otra actriz, Michelle Williams, que moldea su carácter, su complejidad, su fortaleza y fragilidad con enorme detalle interior. Sin duda, una interpretación que valía un Oscar, aunque finalmente fuera para Meryl Streep por La Dama de Hierro.


En ese estadio, el de la instantánea en aquel tiempo de la estrella imprevisible, insegura, quebradiza y, por momentos, resplandeciente, "Mi semana con Marilyn" se eleva hasta lo casi sublime, y las anécdotas del rodaje, su modo de estar y no estar en él (su infinita impuntualidad), el retrato que Kenneth Branagh hace de un desesperado Laurence Olivier o el de Judy Dench de la shakespeariana Sybil Thorndike, resultan tan divertidos y exasperantes como enternecedores; en cambio, lo que es la memoria del levísimo romance entre aquel muchacho y la estrella flota sin tanto sentido en el magnífico cuadro, aunque funciona en realidad como un mero marco del asunto. La ambientación es exquisita y el esfuerzo de Michelle Williams por "rellenar" el paraíso carnal de Marilyn Monroe hay que tomarlo como lo que es: un empeño de lo más encomiable.


Billy Wilder decía que solo debía haber una cosa más excitante que seducir a Marilyn Monroe: “¡Ser seducido por Marilyn Monroe!”. Lo primero estaba al alcance de cualquiera que quisiera proponérselo, aunque fuera para fracasar con estrépito, pero lo segundo debía ser el no va más, así que aprovecharon esa idea para tirar del hilo en la trama de deseo protagonizada por Tony Curtis en Con faldas y a lo loco, llevándola hacia el territorio de la cómica emoción sensual. Mi Semana con Marilyn juega también con esa idea, la de ser seducido por Marilyn, y es justo ahí, de cara al espectador, que siempre soñó con encontrarse en esa tesitura, donde encuentra sus mejores armas, sobre todo porque el seducido no es una estrella ni alguien con poder, sino un simple asistente de rodaje que se topó, claro, con la historia de su vida.